Coaching… cuáles son sus fundamentos?

Las bases que rigen los procesos de Coaching en los que acompaño a mis clientes o Coachees están definidas por la IAC International Association of Coaching y son las que dan sustento al desenvolvimiento profesional que llevo a cabo.

Las maestrías sirven para que se pueda, de una forma, medir sí los elementos o características que está presente en las sesiones de Coaching, lo que ofrece el Coach, su comportamiento y la calidad de servicio que se presta cumplen con los estándares reconocidos a nivel internacional para esta disciplina y además garantizan que el cliente se esté beneficiando a plenitud del proceso.

Respeto profundamente los enfoques que puedan tener las diferentes escuelas y colegas; por tanto, deseo mostrar el basamento de mi ejercicio.

Para mí el Coaching es un proceso de acompañamiento en silencio; donde el coachee lo que más desea es ser escuchado y busca su transformación frente a una situación determinada. Durante este silencio totalmente “mágico” la creatividad del cliente grita desenfrenadamente, se expande su potencial y da como resultado una transformación en su vida.

Mi papel es principalmente observar, escuchar y hacer preguntas; estas sencillas palabras profundizadas en una metodología reconocida, probada y que genera óptimos resultados. Para que esta metodología cumpla con los estándares de calidad a los que hice referencia más arriba debe estar regida por las siguientes 9 maestrías, de la IAC International Association of Coaching:

  1. Capacidad de establecer y mantener una relación de confianza con el cliente
  2. Capacidad de percibir, afirmar y expandir el potencial del cliente
  3. Desarrollar una escucha activa o con compromiso al cliente
  4. Procesar en el presente
  5. Expresar
  6. Clarificar
  7. Ayudar al cliente a establecer y mantener sus intenciones (metas y objetivos) claros
  8. Hacer surgir posibilidades
  9. Ayudar al cliente a crear y usar estructuras y sistemas de apoyo a lo largo del tiempo

¿Que si son importantes? Súper importantes, me permiten respetar al cliente, hacer un trabajo de calidad y me guían para que la metodología utilizada sea impecable. Las maestrías deben acompañar todo el proceso de Coaching en cada una de las sesiones, son premisas que debo tener presentes al ofrecer mi servicio al cliente, me acompañan siempre, así como yo acompaño al cliente; sin embargo, no las repaso continuamente durante nuestra conversación de coaching ya que esto me distraería de mi enfoque principal que es el coachee.

Las maestrías están intrínsecas en el desarrollo de mi profesión y para evidenciarlas hay una serie de indicadores que se pueden observar en el coachee y de comportamientos tanto deseables como ineficaces en el coach.

Por mi parte; le garantizo a mis clientes que al trabajar conmigo van a conseguir sesiones y un proceso de Coaching con estas características y que sentiran toda la comodidad y el apoyo que se merece en la consecución de sus objetivos y descubrimientos.

En próximas publicaciones profundizaré un poco más sobre cada una de ellas, de que se tratan y como se evidencian dentro de una sesión de Coaching. No te las pierdas…

 

Lorena Orozco

Professional Coach Accredited

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.