Mi mejor sapo: Yo

Un artículo de mi colega Andreina Sparice

La idea de besar sapos que se conviertan en príncipes azules esta ya desfasada para muchas personas. Cada vez más nos alejamos del concepto de “buscar el amor”, intentamos buscar un compañero con el que compatibilicemos bien, que nos haga reír, que nos de afecto, compañía y… ¿ya? Muchas veces nos conformamos con conseguir un acompañante que termina siendo algo más parecido a una mascota. ¿Cómo terminamos en relaciones que no nos hacen felices? ¿Hasta qué punto dejamos de ser flexibles para ser conformistas?

Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: