¿Dónde encontrar señales que te ayuden a salir de un bloqueo relacional?

Muchas veces nos vemos envueltos en relaciones que nos importan pero que sentimos que están estancadas, relaciones interpersonales de cualquier tipo ante las cuales estamos bloqueados y no conseguimos ver la solución para afrontarla acertadamente o rescatarla.

Mantener relaciones interpersonales es un procesos necesario e instintivo para nosotros; como seres sociales que somos. Proceso que va generando su propia regulación en la interacción social. Ya sea que esa sociedad en la que nos desenvolvemos es muy exigente con lo que espera de nosotros o porque hemos decidido crecer y desarrollarnos personalmente; nos encontraremos con la pretensión constante de obtención de resultados, logros, alcance de metas y objetivos cada vez más elevados. Para la consecución de estos; siempre necesitamos de los demás sin dejar de lado que cada uno tiene sus propias necesidades, valores, creencias y comportamientos. En este entramado de relaciones surge la necesidad que sean positivas y saludables para que contribuyan con el bienestar propio y común.

Podemos definir como una relación positiva y saludable aquella en la que cada uno aprende a comunicarse bien y es capaz de readaptar esa comunicación desarrollando y perfeccionando habilidades que la sostengan firmemente. Es aquella en la que los participantes se hacen responsables de sí mismos, tienen un elevado autoconocimiento, de su autenticidad utilizando sus aspectos y características en beneficio de la relación. Los participantes son también asertivos aceptando las particularidades del otro, sus fortalezas, debilidades y forma de entender el mundo. Todo esto finalmente apoya ese bienestar propio y común que mencionamos antes; cuando se practican y si ese bienestar es el objetivo de las personas involucradas estas características surgirán fácilmente.

Sin embargo; hay momentos en que estas interacciones pueden tener interferencias o fallar. A continuación, te dejo algunas cuestiones que te ayudarán a vislumbrar como enfocar la solución que necesitas sea cual sea el tipo de relación:

Analiza concienzudamente cuales son los aspectos que no están funcionando en esa relación; algunos de los más comunes; sin que sea para nada limitante esta lista; podrían ser:

  • Una mala relación con nosotros mismos
  • Falta de claridad del rol que juega cada una de las partes.
  • Etiquetar o emitir juicios sobre los demás y sus comportamientos o valores.
  • Ser poco flexibles, al pensar que las cosas sólo se pueden hacer a nuestra forma, esperando que el otro se comporte como nosotros lo haríamos, sin dar lugar a escuchar y ponernos en su lugar.
  • Compararnos con otros, comparar a los demás y compara la relación que tenemos.
  • No ser capaz de cambiar de perspectiva.
  • No aceptar a las demás personas tal cual son.
  • Culpabilizar al otro de como nos sentimos y de las consecuencias de nuestras acciones.
  • Entrar en círculos de rencor y venganza.
  • Exigir a otros lo que deseamos o necesitamos.
  • Presuponer o malinterpretar lo que el otro hace o dice.
  • Evitar hacerte responsable de tu vida y deja de ser como crees que los demás esperan que seas.
  • Desconfiar, basándonos en experiencias previas.

Piensa en los aportes que se pueden hacer a la relación:

  • Respeto a la independencia.
  • Pequeños detalles.
  • Intereses en común, implicación en proyectos.
  • Silencio y escucha, cuando la situación lo requiere.
  • Osadía.
  • Expresiones de lo positivo que sentimos y vemos en los demás.
  • No hay que dejar pasar mucho tiempo entre contacto y contacto.
  • Un poco de tiempo libre para dedicar a nuestras relaciones personales.
  • Muestras de interés por la vida y las actividades del otro.

Si te interesa mejorar esa relación es porque es importante para ti en cualquier de los ámbitos de tu vida; de modo que, seguro que existen aspectos que si están funcionando bien.

  • Es una relación estable y sólida.
  • Existe confianza y respeto.
  • Te genera felicidad.
  • Recibes lo que tu estás dispuesto y desearías entregar.
  • Hay un trato considerado y amable.
  • Se demuestra el aprecio y valor que se siente por el otro.

Por último y en esa búsqueda de mejora continua, ¿Qué tiene que pasar para que sea satisfactoria esa relación?

  • Dejar de calificar las cosas y a las personas como buenas o malas.
  • Hacer pedidos correctamente.
  • Permitirte ver todas las posibilidades posibles ante determinada situación.
  • Ser responsable de tus sentimientos y de tus actos.
  • Comprender a los demás.
  • Dejar de lado las expectativas.
  • Confiar.
  • Ser empático y asertivo.
  • Ser autentico.

Lo bueno y lo mejor empieza por ti mismo, enfócate en hacer cambios en ti que consideres que van a contribuir positivamente en tus relaciones interpersonales, irremediablemente también influirán y sumarán a tu desarrollo personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: